¿Pisos La Caixa en construcción? Que debes saber

viviendas de segunda mano como nuevas para poder comprar

La compra de una “nueva construcción” es un poco diferente a la compra de un piso La Caixa de segunda mano. Por un lado, porque no hay un propietario anterior, es decir no tienes que lidiar con el lazo emocional de un propietario, que normalmente influye en el proceso de negociación.

En este caso tendrás que negociar los pisos La Caixa con una constructora

Pero hay cosas que no cambian, entre ellas tienes que averiguar tu presupuesto y tener una financiación segura, incluso antes de empezar a buscar piso. Es vital en otros casos el tener la aprobación previa de un banco prestamista.viviendas asequibles en barcelona capital

Y no hay que ignorar los extras como impuestos sobre la propiedad, seguros, muebles y los gastos de paisajismo y mantenimiento que pueden vaciar tu cuenta bancaria. La Caixa te ayuda a que tu presupuesto no se desangre en todo caso y aquí te enseñamos algunas pautas para que no fracases en el intento.

Sopesa los pros y los contras

No hay nada mejor que la sensación de ser la primera persona en vivir en un piso nuevo construcción y es que todo es brillante y huele a nuevo. Pero antes de quedar atrapado entre las nuevas encimeras de granito y pintura fresca, evalúa bien la situación y estudia si la nueva construcción se adapta a tu estilo de vida.

La mayor parte de las nuevas construcciones están típicamente muy lejos del centro de la ciudad, ¿tienes esto en cuenta?

¿Estás dispuesto a esperar 20 años para que los árboles jóvenes maduren?

¿Has reparado en detalles como la cercanía con los vecinos y la posible falta de privacidad?

Haz tu propia investigación

Cuando vas a inspeccionar un nuevo piso y hay un agente del comprador que conoce bien la zona y organiza tours, esto es muy ventajoso para el proceso de negociación, pero ten en cuenta estos detalles:

Recuerda, el agente inmobiliario trabaja para la empresa de construcción, no para ti. Pensando con la cabeza fría: ellos buscan una cuota por ventas, no te ayudarán a tomar la decisión correcta para ti y tu familia.

Es mejor contar con expertos inmobiliarios contratados por ti que hagan un estudio de estos nuevos pisos, lo que precisamente hace la Caixa por ti. Sin embrago, es mucho los que puedes hacer: conduce por el barrio y echa un vistazo a los servicios y la calidad de las viviendas. Camina por la comunidad y pide a los propietarios opiniones. Toma fotos para que después las veas con calma en casa.

Asegúrate de que el cable e Internet estén disponibles, así como algo de investigación de las leyes de zonificación para el barrio, ya que, en muchos casos, pueden cambiar rápidamente.

Pregunta bien por las mejoras y acabados

Las comodidades son características que benefician a toda la comunidad como una casa club o un gimnasio. Pero hay una serie de características o elementos que demandan un pago extra para aumentar el valor de tu piso, como ciertos tipos de suelos o aparatos adicionales.

Por esta razón, pide un listado de característica extras y léelos con mucho cuidado para saber hasta dónde llega el presupuesto y separar lo necesario de lo que no lo es.

Deja un comentario